Coronas

¿Cómo funcionan las coronas?

Una corona se utiliza para cubrir completamente un diente destruído. Además, se puede utilizar para mejorar el aspecto, la forma o la alineación del diente. Una corona también se puede colocar sobre un implante para lograr la forma y la estructura funcional de un diente. Es posible hacer coincidir el color de las coronas de porcelana o cerámica con el de sus dientes naturales. Otros materiales incluyen el oro y las aleaciones metálicas, acrílicas y cerámicas. Estas aleaciones suelen ser más resistentes que la porcelana, y se recomiendan para los dientes posteriores. En ocasiones, suele utilizarse porcelana cementada a la cara externa de una corona metálica, ofreciendo así una restauración fuerte y estéticamente agradable.

El dentista recomendará una corona para:

  • Reemplazar obturaciones de gran tamaño, cuando no queda suficiente diente
  • Evitar que un diente debilitado se fracture
  • Reparar un diente fracturado
  • Colocar un puente
  • Cubrir un implante dental
  • Cubrir un diente decolorido o deformado
  • Cubrir un diente que ha sido sometido a un tratamiento de conducto radicular

Precios:

Coronas metal-porcelana: $2200

Coronas porcelana $3000

Coronas zirconio $5500

Pregunta o agenda tu cita en este link